Control Parlamentario de la Igualdad de Género

Los parlamentos son los principales interesados en la promoción y el logro de la igualdad de género. Los procesos de control parlamentario ofrecen la oportunidad de que los gobiernos mantengan compromisos con la igualdad de género. Mientras que las mujeres parlamentarias a menudo han asumido la responsibilidad de este control, muchos parlamentos están asumiendo un enfoque más holístico a través del establecimiento de mecanismos dedicados y procesos sistemáticos en todas las áreas políticas con el propósito de incorporar la promoción de la igualdad de género.

En este contexto y con motivo de contribuir al Segundo Informe Parlamentario Global sobre el 'Poder de los Parlamentos para hacer rendir cuentas al gobierno: Realidades y perspectivas sobre el control parlamentario' - una publicación conjunta de la Unión Interpalamentaria (UIP) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) - iKNOW Politics está moderando una e-Discussion sobre 'Control Parlamentario de la Igualdad de Género'. La e-Discussion tiene lugar entre el 25 de enero - 28 de febrero 2016 y busca hacer hincapié en la voluntad y la capacidad de los parlamentos para lograr que los gobiernos rindan cuentas

en lo que se refiere al objetivo de la igualdad de género así como a asegurar que el control parlamentario sea sensible al género, y también a las oportunidades disponibles a los miembros del parlamento, mujeres y hombres, para participar de dicho control. Las conclusiones de esta e-Discussion se incorporarán al informe global. Más información sobre el informe está disponible en www.ipu.org/gpr2. 

Animamos a los miembros de iKNOW Politics (políticos/as, expertos/as, académicos/as, organizaciones de la sociedad civil, y think tanks) a que respondan con ejemplos concretos, experiencias y recomendaciones a las preguntas que se describen a continuación. Por favor sigan los siguientes pasos para enviar su(s) comentario(s):

No dude en responder a tantas preguntas como desee. No se requiere responder a todas las preguntas. Por favor, participe enviando un correo electrónico a iknowpolitics@unwomen.org o mediante la publicación de sus comentarios en línea en el foro iKNOW Politics, que encontrará más abajo.

Por favor haga clic aquí para leer la nota conceptual completa de esta e-Discussion.

Acceda a la Respuesta Consolidada aqui y al informe completo siguiendo este enlace.


PREGUNTAS

1. MECANISMOS PARA EL CONTROL PARLAMENTARIO                           

-¿Han creado mecanismos los parlamentos para supervisar los compromisos de igualdad de género de los gobiernos? ¿Cuál ha sido su nivel de efectividad? ¿Qué razones explican sus éxitos y sus deficiencias, y qué puede ser mejorado?

-¿A qué nivel realizan los parlamentos el escrutinio de los presupuestos desde una perspectiva de género? ¿Son capaces los miembros del parlamento de hacer que los gobiernos rindan cuentas en relación a si los gastos han producido resultados tanto para mujeres como para hombres?

-¿En qué medida el parlamento se compromete con el proceso nacional de presentación de informes sobre la Convención por la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres? ¿Monitorea el parlamento la respuesta del ejecutivo a las recomendaciones del Comité de la CEDCM?

-¿Es posible identificar resultados específicos del control parlamentario sobre temas de igualdad de género? En aquellos lugares en que se ha logrado un resultado particular, ¿cuál ha sido?

2. MONITORIZACIÓN DE LA IGUALDAD DE GÉNERO                            

-¿En qué medida el parlamento monitorea el impacto de la legislación sobre la igualdad de género/no discriminación  después de que dicha legislación haya sido adoptada? ¿Tiene Ud. ejemplos concretos sobre cómo estas tareas se han llevado a cabo? ¿Cuál es el rol del parlamento cuando la legislación no se pone en práctica, o no produce los efectos planificados? 

3. EXPERIENCIAS DE LOS MIEMBROS DEL PARLAMENTO EN LAS ACTIVIDADES DE CONTROL

-¿Qué puede hacerse para construir voluntad política para que las mujeres y hombres miembros del parlamento se comprometan igualmente en el control de los asuntos relacionados con la igualdad de género? 

-En aquellos lugares en que existen agrupaciones de mujeres parlamentarias, ¿han resultado efectivas en la construcción de apoyos inclusivos de diferentes partidos políticos para el trabajo sobre la igualdad de género? ¿En qué medida han sido capaces de colaborar con el gobierno y exigirle rendición de cuentas?

-¿En qué medida el parlamento colabora con los grupos de mujeres fuera del parlamento para apoyar el seguimiento de los avances y retrocesos en materia de igualdad de género? ¿Cuáles son las oportunidades para fortalecer estas alianzas? 

-¿En qué medida reciben apoyo los miembros del parlamento en términos de personal, presupuestos y realización de acciones de formación sobre el control parlamentario?

 

Por favor, tenga en cuenta que hay diferentes opciones para enviar sus aportaciones:

1. Acceda con sus credenciales de miembro de iKNOW Politics. Si Ud. todavía no es miembro, por favor regístrese haciendo uso del icono de perfil situado en la esquina superior derecha de esta página. Por favor compruebe su correo-e para confirmar el registro. Una vez que sea miembro, Ud. podrá utilizar la sección de comentarios. Los comentarios esperarán la aprobación del Equipo de iKNOW Politics.

2. Utilice la sección de comentarios tras haber accedido a alguna de sus cuentas de las redes sociales.

3. Envíe sus aportaciones a iknowpolitics@unwomen.org.

Hay 4 Los comentarios en esta versión, Más comentarios están disponibles en diferentes idiomas.

Utilizar la siguiente configuración para publicar comentarios utilizando la cuenta Social

Imagen de MercePigem

RESPUESTAS DE MERCÈ PIGEM, Diputada en el Congreso de los Diputados de España y portavoz de su Comisión de Igualdad en los años 2000 a 2013.

 

Voy a dar una opinión global a los bloques de preguntas que se hacen: Mecanismos para el control  parlamentario; Monitorización de la igualdad de género y Experiencias de Miembros del Parlamento en actividades de control, desde la experiencia vivida en mis años de parlamentaria y portavoz de mi grupo parlamentario en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados de Madrid (que inicialmente se llamó Comisión Mixta para los Derechos de la mujer e Igualdad de oportunidades). 

1.- Tengo una opinión muy positiva acerca del avance que, de manera global, ha supuesto la visión y legislación de género en el Parlamento Español, en especial, aunque no únicamente, en el mandato socialista de los años 2004-2012.  En estas legislaturas se aprobaron leyes tan importantes como la Ley Integral contra la violencia de género y La Ley de Igualdad, que consagran derechos que se pueden reclamar, cuestión importantísima para el avance en la lucha contra la violencia de género, y la igualdad, que hasta entonces habían formado parte de distintos planes de Igualdad, que eran graciables, pues al no formar parte de un cuerpo legal, sino ser únicamente planes gubernamentales de actuación, su presupuesto e implantación eran mucho más elásticos y difícilmente exigibles.

Ya en el periodo previo de Gobierno Popular, 2000-2004, se hicieron reformas muy importantes especialmente en el Código Penal, para permitir perseguir con más eficacia la violencia contra la mujer, y también se aprobó una ley a mi juicio capital, que fue la Ley de Impacto de Género, una ley que debía permitir monitorizar el distinto impacto que las leyes podían tener en hombres y mujeres, para poder corregir las diferencias y desigualdades.

Igualmente los distintos Parlamentos Autonómicos -España es un país compuesto por 17 Comunidades Autónomas, de manera que tiene Parlamento en cada una de ellas, que legisla en  las materias sobre las que tiene competencias, y lo que se ha venido llamando "promoción de la mujer", es una de ellas- han ido legislando y los respectivos Gobiernos Autonómicos han ido también adoptando planes de actuación en los campos a los que nos venimos refiriendo. Emakunde en el Pais Vasco y L´Institut Catalá de les Dones en Catalunya, son  ejemplos de dos Gobiernos que se han caracterizado por ser pioneros en la adopción de políticas de  igualdad.

El cambio de óptica gubernamental que supuso que en 2008 hubiera el primer Ministerio de Igualdad, tuvo también la correspondiente traducción parlamentaria, ya que los asuntos de igualdad pasaron a tratarse en la Comisión de Igualdad, comisión legislativa, a diferencia de la Comisión que existía con anterioridad, que no era legislativa (comisión mixta para los derechos de la mujer y la igualdad de oportunidades). Aunque el Ministerio de Igualdad desapareció como tal en 2010, integrándose en el de Sanidad y Política Social, la Comisión Parlamentaria de Igualdad sigue existiendo y sigue teniendo competencia legislativa. 

2.- Mi opinión acerca de  los mecanismos de control parlamentario de los compromisos de igualdad de género de los gobiernos, es que son manifiestamente mejorables; es más creo que éste es un déficit democrático. Los mecanismos de control, en esta y en todas las demás materias, se reducen a preguntas parlamentarias, orales o por escrito, petición de documentación, y aprobación de mociones- proposiciones no de ley, - . Creo que su nivel de efectividad es muy bajo. Las respuestas del gobierno son casi siempre muy ambiguas y el genérico “ se está haciendo” se ha convertido en una claúsula de estilo.

Me parece importante que el propio parlamento  monitorice la efectividad de las leyes, pasado un tiempo desde su aprobación. Se hizo así con la Ley contra la violencia de género.

En algunas leyes, creo que sería conveniente que se hiciera en todas, se aprueba una disposición en la que se mandata al Gobierno a que, transcurrido un tiempo (6 meses, un año…) de vigencia de la Ley, realice un estudio acerca de los efectos de su implantación y lo envie al Parlamento.

Se ha hablado mucho de  presupuestos con perspectiva de género, pero en mi experiencia parlamentaria no los he llegado a ver. Es más, durante años, consideraban que estudio sobre el impacto de género no debía hacerse sobre los presupuestos, puesto que, por definición, eran neutros. Cuando se consiguió que se hiciera el estudio, fue si cabe más decepcionante todavía, porque se despachaba con unas simples frases diciendo que no había impacto de género.

El control del cumplimiento de los presupuestos es también una asignatura pendiente. Durante años se ha reivindicado una oficina a comisión con ese objetivo, sin que se haya creado todavía.

Con respecto a los informes sobre la Convención por la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las mujeres, evidentemente los realiza el Ejecutivo, y la participación parlamentaria, en mi experiencia, se ha reducido a preguntas sobre la confección de los mismos. El contenido de los informes es evidentemente cierto y responde a la realidad, pero a mi juicio se trata siempre de exponer las medidas que se adoptan y casi nunca se analiza el impacto o resultado que tienen y mucho menos en términos comparativos: qué pasaba antes de implementar esta medida, qué pasa desde que se ha implementado.

En mi opinión es muy importante la publicación de datos, homogéneos y secuenciados. Solo así se puede ver, por ej., si aumenta el número de  varones que se acogen al permiso de paternidad individualizado, versus el número de varones que lo  hacía cuando existía únicamente el permiso compartido con la madre. 

Por lo que respecta al impacto de género, cuyo estudio deben llevar todas las leyes, creo sinceramente que se confunde el impacto de género con la no discriminación. Es algo que se despacha con unos breves párrafos y cuando debiera ser un instrumento de gran utilidad. 

3.-En el Parlamento español, hay presupuesto y medios para realizar aceptablemente el trabajo parlamentario. Implicarse en el trabajo sobre la igualdad de género es una cuestión de compromiso. En mi experiencia, están más implicadas las mujeres, pero no todas las mujeres, y cada vez están implicados más hombres. Existe una cuestión generacional. 

En el trabajo por la igualdad de género, creo que debe pasarse  de una perspectiva focalizada, la de trabajar en la igualdad de género rozando tangencialmente los otros temas, a que todos los temas lleven aparejada esta perspectiva. Las comisiones de igualdad y el trabajo de tantas mujeres, parlamentarias y no parlamentarias, ha tenido el indudable resultado de que la igualdad sea un presupuesto de democracia y el que esté en la agenda. Ahora debemos hacer que la perspectiva de género impregne  absolutamente todos los trabajos  de todos los ámbitos parlamentarios, sanidad, educación, ejército, relaciones internacionales…., esté sería el  primer reto, y, el segundo, el que en esta forma de trabajar estuvieran implicados todos, todas las mujeres y todos los hombres parlamentarios.

Imagen de iKNOW Politics

[Publicado por iKNOW Politics en nombre de Meritxell Batet, Diputada en el Congreso de los Diputados de España]


I. Mecanismos para el control parlamentario

1.1. ¿Han creado mecanismos los parlamentos para supervisar los compromisos de igualdad de género de los gobiernos?

En España, desde la creación del Ministerio de Igualdad en 2008, bajo el Gobierno del Sr. D. José Luis Rodriguez Zapatero, funciona la Comisión de Igualdad, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado. Una Comisión Permanente Legislativa que, entre otros cometidos, y por lo que se refiere al control del gobierno, puede reclamar información y la comparecencia de los miembros del Gobierno, así como realizar preguntas orales, en relación con actuaciones pasadas o propósitos en materia de igualdad, instituyéndose de este modo en un mecanismos primordial de fiscalización sobre el acatamiento y desarrollo de sus compromisos en igualdad.

A ello hay que añadir la actividad del Parlamento en Pleno, con sus instrumentos específicos de control, estos son, interpelaciones que versarán sobre los motivos o propósitos de una acción política o política general del Ejecutivo o de alguno de sus miembros, a las que seguirá la correlativa moción, mediante la que la Cámara manifiesta su posición en relación con la política en cuestión y exigirá al Gobierno una determinada actuación. También las preguntas orales a miembros del Gobierno actuante de la política en cuestión, o incluso Presidente del Gobierno, es un mecanismo de rendición de cuentas gubernamental.

¿Cuál ha sido su nivel de efectividad? ¿Qué razones explican sus éxitos y sus deficiencias, qué puede ser mejorado?

Fundamentalmente depende del posicionamiento y la identificación con las políticas de igualdad que tengan los grupos que componen el Parlamento. En la Legislatura 2012/2015, durante el Gobierno del Sr. D. Mariano Rajoy, a petición del Grupo socialista se celebraron múltiples comparecencias y debates a consecuencia de interpelaciones y preguntas orales motivadas por los graves recortes y retrocesos que sufrieron las políticas de igualdad. No obstante, dada la mayoría absoluta del grupo parlamentario que sustentaba dicho Gobierno, ninguna moción, con petición de actuaciones gubernamentales concretas para remover esos retrocesos, prosperó.

1.2. ¿A qué nivel realizan los parlamentos el escrutinio de los presupuestos desde una perspectiva de género? ¿Son capaces los miembros del parlamento de hacer que los gobiernos rindan cuentas en relación a si los gastos han producido resultados tanto para mujeres como para hombres?

Todos los Proyectos de Ley remitidos por el Gobierno deben ir acompañados de una Exposición de Motivos y de los antecedentes necesarios para poder pronunciarse sobre los mismos, entre otros, la memoria económica y el informe sobre impacto de género. En consecuencia, el informe sobre impacto de género debe acompañar los presupuestos del Estado para el año en cuestión. No obstante, y puesto que las secciones presupuestarias que reflejan los ingresos y gastos ministeriales no vienen desagregadas por género, el referido informe, estandarizado, no permite realizar un escrutinio de los presupuestos desde la perspectiva de género. Lo mismo cabe decir del resto de proyectos legislativos, cuyo informe de género no es más que un mero trámite que poco aporta en cuanto a la incidencia de la acción gubernamental en la corrección de las desigualdades motivadas por esa condición.

Es cierto que los grupos parlamentarios y los miembros del Parlamento pueden dirigirse a los miembros del Gobierno, a través de los instrumentos de control, con el fin de que rindan cuentas sobre si los gastos han producido resultados tanto para mujeres como para hombres, ahora bien, en la medida en que el presupuesto no permite esa transparencia, dicho control no resulta efectivo.

1.3. ¿En qué medida el parlamento se compromete con el proceso nacional de presentación de informes sobre la Convención por la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres? ¿Monitorea el parlamento la respuesta del ejecutivo a las recomendaciones del Comité de la CEDCM?

El Parlamento puede participar en el seguimiento del cumplimiento de los mandatos contenidos en el texto de la Convención de la misma manera que realiza el seguimiento de los mandatos de cualquier otro texto legislativo en vigor, en la medida en que, no huelga recordarlo, la Convención forma parte del ordenamiento jurídico español desde su ratificación. Este seguimiento se realiza mediante los instrumentos del control del Gobierno, o a través de comparecencias de organizaciones especializadas en igualdad u otras comparecencias de grupos de interés en la materia, o mediante la presentación de propuestas de resolución en las que pida al Ejecutivo otras formas de actuación. Es decir, la monitorización del Parlamento se efectúa a través de los cauces de control, de reconvención y propuestas de actuación puestos de manifiesto a lo largo de este cuestionario, pero no tiene un papel protagonista en la elaboración y, en consecuencia, presentación de los informes relativos a los avances en materia de igualdad entre hombres y mujeres que demanda la Convención.

1.4. ¿Es posible identificar resultados específicos del control parlamentario sobre temas de igualdad de género? En aquellos lugares en que se ha logrado un resultado particular, ¿cuál ha sido?

El control parlamentario fundamentalmente tiene un efecto de reconvención al Gobierno, y, aunque incluyen mandatos de corrección de actuación –mociones y proposiciones no de Ley-, los cambios que pudieran producirse dependerán de la mayoría que sustente al Gobierno. Ahora bien, puesto que ese control puede tener un impacto directo frente a la ciudadanía, podríamos identificar los cambios en las políticas demandados por esa ciudadanía como el resultado a medio plazo del control parlamentario.

II. Monitorización de la Igualdad de Género

2. ¿En qué medida el parlamento monitorea el impacto de la legislación sobre la igualdad de género/no discriminación después de que dicha legislación se haya adoptado? ¿Tiene usted ejemplos concretos sobre cómo estas tareas se han llevado a cabo? ¿Cuál es el rol del parlamento cuando la legislación no se pone en práctica, o no produce los efectos planificados?

La monitorización cuando la legislación ya ha entrado en vigor se lleva a cabo mediante los mecanismos de control y de propuestas de resolución puestos de manifiesto a lo largo de este cuestionario. Existen múltiples ejemplos en relación a la Legislatura 2012/2015, por los retrocesos que en materia de igualdad se efectuaron, así constatados por el grupo socialista, entre otros instrumentos parlamentarios, por las comparecencias de grupos de referencia en la materia. De este modo, fueron constantes las interpelaciones-mociones, preguntas orales y propuestas de resolución realizadas al Gobierno en relación al incumplimiento o paralización de algunas de las previsiones de las leyes orgánicas, contra la violencia de género o de igualdad, o el recorte en las dotaciones económicas necesarias para garantizar los derechos en esas leyes reconocidos.

III. Experiencias de Miembros del Parlamento en actividades de control

3.1. ¿Qué puede hacerse para construir voluntad política para que las mujeres y hombres miembros del parlamento se comprometan igualmente en el control de los asuntos relacionados con la igualdad de género?

El compromiso de los hombres y mujeres miembros del parlamento con la igualdad de género, en tanto que miembros de un grupo político, viene precedida por la significación de ese grupo político con la igualdad, significación que se manifiesta de forma clara si en sus estructuras de partido tienen áreas específicas que se ocupen de la igualdad entre hombres y mujeres y que actúan de forma transversal en relación a las otras áreas. Igualmente este compromiso con la igualdad queda de manifiesto si, asimismo, en sus órganos de dirección se busca la paridad y esta paridad se refleja en sus listas electorales. La igualdad en la representación, a la par que pedagógica, también puede influir en la asunción por parte de los hombres del control de los asuntos relacionados con la igualdad de género.

3.2. En aquellos lugares en que existen agrupaciones de mujeres parlamentarias, ¿han resultado efectivas en la construcción de apoyos inclusivos de diferentes partidos políticos para el trabajo sobre la igualdad de género? ¿En qué medida han sido capaces de colaborar con el gobierno y exigirle rendición de cuentas?

Las agrupaciones de mujeres parlamentarias, con el apoyo de las organizaciones de mujeres, han sido de gran importancia para avanzar en temas como el reconocimiento del derecho a la salud sexual y reproductiva, la lucha contra la violencia de género o la necesidad de arbitrar instrumentos para avanzar en la igualdad real entre hombres y mujeres, con plasmación legislativa en nuestro ordenamiento jurídico. Ahora bien, la disciplina de voto de los diferentes grupos parlamentarios, salvo contadas ocasiones, impide la construcción de apoyos inclusivos de otros partidos políticos en los trabajos de igualdad de género. No obstante, no es menos ciertos que en temas controvertidos, gracias a la crítica vertida por los grupos de oposición, sí se han atisbado movimientos dentro del grupo político que sustenta al Gobierno cuyo cambio de acción se demanda. Por ejemplo, en la pasada Legislatura 2012/2015 en relación con los graves retrocesos que el Gobierno del Partido Popular quería realizar sobre la Ley orgánica 2/2010, de salud sexual y reproductiva, que fueron paralizados, aunque finalmente La Ley fue modificada recortando el derecho de las adolescentes de 16 y 17 años en situación de vulnerabilidad.

De otro parte, es necesario abrir estos grupos a la participación de los hombres, quienes deben adquirir un mayor protagonismo en el control al Gobierno y en la acción gubernamental.

3.3. ¿En qué medida el parlamento colabora con los grupos de mujeres fuera del parlamento para apoyar el seguimiento de los avances y retrocesos en materia de igualdad de género? ¿Cuáles son las oportunidades para fortalecer estas alianzas? 

Las asociaciones de mujeres pueden ser escuchadas en el Parlamento a través de comparecencias con ocasión de asuntos relacionados con la igualdad. Con independencia de este cauce parlamentario, los grupos parlamentarios pueden mantener reuniones con esas agrupaciones de mujeres para ser ilustrados sobre la situación real de la igualdad en relación a políticas concretas o a la necesidad de adoptar nuevas actuaciones que ayuden en la remoción de los obstáculos que impiden su efectividad.

Como oportunidades para fortalecer esas alianzas, el Parlamento debería arbitrar cauces que le permitiera trabajar con “puertas abiertas”, mediante la organización de jornadas o grupos de trabajo con estas asociaciones con el fin de adquirir una comprensión más cabal de la situación de igualdad/desigualdad de las personas, de los grupos, en sus relaciones personales, laborales, etc., pues el conocimiento es una de las principales garantías para la efectividad de la acción política, así como para conocer su impacto.

3.4. ¿En qué medida reciben apoyo los miembros del parlamento en términos de personal, presupuestos y realización de acciones de formación sobre el control parlamentario?

No existe ninguna actuación específica en materia de igualdad. Se debería valorar la oportunidad de que el Parlamento realizara informes sobre el impacto de género de las disposiciones legislativas, como instrumento que facilitaría el control parlamentario de la acción gubernamental y que aportaría además un importante valor pedagógico.

Imagen de AliciaGutierrez

El texto que estamos presentado es una colaboración personal como Diputada Provincial de la Provincia de Santa Fe (Argentina) y Presidenta de la Red de Mujeres Parlamentarias de las Américas. Para su confección tuvimos en cuenta que muchos de los mecanismos por lo que se nos consulta en la encuesta no han sido aun implementados en nuestro país. De todos modos, evaluamos importante participar de la misma porque a través de su lectura se pueden evaluar tanto los avances como las cuentas pendientes en la Argentina en torno al control parlamentario y la equidad de género. 

1.1 Como muchas de Ustedes saben, en los últimos años la Argentina incorporó a nivel nacional un conjunto importante de leyes destinadas a promover la igualdad de género,  nuestro país fue el primero en América Latina en instituir cuotas legales, por las cuáles se instituye por ley la incorporación de un 30% de mujeres en la conformación de las listas de candidatos y candidatas de los partidos políticos como condición para su oficialización. La ley conocida como ley de  “Cupo Femenino” (aprobada en 1991) constituyó en ese sentido un gran avance,  sin embargo también es cierto que todavía quedan pendientes muchas tareas por realizar, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas realidades emergentes. En este sentido, la ley de cupo permitió iniciar un proceso de ampliación de la participación de las mujeres en los órganos de representación política, modificando su conformación de manera llamativa desde el momento en que entró en vigencia.  La integración de las mujeres a los parlamentos supuso de este modo también la incorporación de nuevas problemáticas vinculadas a los derechos de las mujeres en la arena política aunque no siempre se han visto incorporadas en el funcionamiento de las instituciones representativas de nuestra democracia.

Por otro lado, también es cierto que en las diferentes provincias argentinas la representación de las mujeres en los órganos legislativos es muy desigual. Esta situación que obedece a factores culturales y sociales muy arraigados puede, sin embargo, modificarse con el tiempo a través de tareas educativas que tiendan a cambiar estereotipos sociales sobre el rol de la mujer en la sociedad.

Como se señala en el Informe Sombras y Observaciones del Comité de la CEDAW al Estado argentino (2011) “ … La sola vigencia de cuotas para la participación de las mujeres en cargos legislativos no garantizan la superación de los estereotipos de género y prejuicios sobre las mujeres en lugares de decisión.”

En relación a la grave situación que se vive en nuestro país, un avance significativo contra la violencia de género fue la sanción en el año 2009 de Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos que desarrollen sus relaciones interpersonales, que da un salto cualitativo en materia legislativa, incorporando de este modo, los mandatos de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

Sin embargo en lo que respecto a los mecanismo de control y monitoreo entre el poder legislativo y el ejecutivo, nuestros mecanismos vigentes son inexistentes en la mayoría de las situaciones consultadas por la encuesta y, en algunos casos,  ineficaces para llevar adelante una supervisión eficiente sobre los compromisos asumidos en torno a la igualdad de género y la violencia contra las mujeres. 

En cuanto a las propuestas legislativas más recientes, en el ámbito parlamentario hubo algunas iniciativas interesantes que no se han concretado aún, como lo fue por ejemplo la propuesta de algunas diputadas y diputados nacionales del Frente para la Victoria  y Cambiemos de crear la Comisión “Mujer e Igualdad de Género” para reemplazar a la Comisión Permanente de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, durante el año 2015. La iniciativa es interesante porque persigue justamente incorporar un área específica dentro de la Cámara de Diputados de la Nación destinada a impulsar un abordaje delimitado a la problemática de género.   También la legislatura  de la provincia de  Córdoba  inició propuestas en ese sentido, al calor del aumento de los casos de violencia contra las mujeres en nuestro país. Este tipo de iniciativas, que en otros Estados ya son una realidad, se encuentran sin embargo a la espera de una respuesta afirmativa en nuestro país y constituirían un avance significativo que permitiría tanto llevar adelante acciones en pos de la igualdad de género como monitorear el impacto de la legislación vigente sobre género en nuestra sociedad desde un área específica como lo sería la Comisión de Mujer e igualdad de Género.

1.3 / 2 Monitoreo Parlamentario. En relación al Monitoreo que realiza el Parlamento de la legislación sobre Igualdad de Género  se creó en el ámbito del Senado Nacional la “Banca de la Mujer” en el año 2008, la cual tiene entre sus fines (artículo 2):

“(…) el asesoramiento, la consulta, el control y monitoreo de las leyes relacionadas con la igualdad de derechos, oportunidades y trato entre mujeres y varones, en virtud a lo establecido en el artículo 75, incisos 19 y 23 de la Constitución Nacional, con el fin de posibilitar que el Senado de la Nación ejerza su atribución de sancionar normas y controlar los actos de gobierno y, entre sus facultades (artículo 4):

1.- Incluir la dimensión de género en la elaboración y sanción de los proyectos legislativos;
2.- Monitorear el cumplimiento de la normativa vigente de conformidad a los principios consagrados por la Convención sobre la Eliminación de Toda Forma de Discriminación contra la Mujer y por los tratados internacionales de derechos humanos firmados por la República Argentina, así como por los tratados que en el futuro se ratifiquen.
3.- Proveer las acciones conducentes al desarrollo humano de las mujeres, en cumplimiento por lo dispuesto en el art. 75 inc. 19 de la Constitución Nacional.
4.- Promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato y el pleno goce de los derechos reconocidos por la Constitución y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos (Constitución Nacional, art. 75. inc. 23)
5.- Elaborar una Agenda Parlamentaria que promueva iniciativas relacionadas con la igualdad de género.
6.- Armonizar y adecuar la normativa vigente a los principios de la Convención.
7.- Coordinar acciones con los parlamentos de los países integrantes del MERCOSUR para avanzar en la adecuación normativa entre los países miembros y países asociados.
8.- Promover espacios de encuentro y actividades que permitan generar un conocimiento integrado de experiencias entre parlamentarios, instituciones y organizaciones públicas y privadas y de la academia para la reflexión, el análisis, la evaluación y la realización de foros de debate necesarios sobre temas del desarrollo humano desde la perspectiva de la igualdad de género.
9.- Fomentar iniciativas tendientes a mejorar el tratamiento de la igualdad y equidad de género en los medios de comunicación.
10.- Difundir a la opinión pública los datos obtenidos, estudios y actividades, a través de una página propia o del portal del H. Senado de la Nación.

También el Consejo Nacional de Mujer es un organismo Nacional que se propone entre sus objetivos Impulsar y monitorear el cumplimiento efectivo de los tratados internacionales vigentes en el país  i) Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, con rango constitucional a partir de la reforma constitucional de 1994; y ii) Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia: "Convención de Belém do Parà, ley 24 632, aprobada por el Congreso Nacional, en 1996. En ese sentido, se puede observar en su página web el relevamiento 2015 referido a la adhesión de las diferentes provincias argentinas a la ley N° 26.485.

Sin embargo, no se desconoce que en lo que refiere a su presupuesto, se ha visto alterado de manera significativa desde su creación, perjudicándose así su funcionamiento y capacidad de acción. 

III. Parlamento y colaboración

3.3 Desde hace ya varios años, en el Congreso de la Nación existe la iniciativa de llevar adelante reuniones con organizaciones de mujeres que trabajan en pos de la igualdad de género, es muy conocida la experiencia de la Fundación Mujeres en Igualdad, que desde el año 1993 inició el  programa de desayunos “De Representantes y Representadas”. Los temas más frecuentes de estas reuniones han sido: estrategias para la prevención y asistencia de las violencias de género, de los derechos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero/travestis), de la trata de mujeres y niñas; el acceso a la justicia; la justicia y el género, acciones contra la discriminación de mujeres, niñas y minorías; la despenalización del aborto; el género y la corrupción; el acceso a la información; propuestas legislativas y de políticas públicas; la correcta implementación de la Ley de Cupos y el pasaje a la paridad (50% de mujeres y de varones), el género en la reforma política y la reforma de las cartas orgánicas de los partidos políticos; la participación de las mujeres en las Conferencias de la Mujer y en las Cumbres de Naciones Unidas, de OEA y CEPAL.

En relación a la cooperación entre  parlamentarias y grupos de mujeres, en reiteradas oportunidades y ante el aumento de los casos de violencia contra la mujer, diferentes organizaciones no gubernamentales y diputadas nacionales han demandado al  Poder Ejecutivo que de a conocer su plan de acción para reducir  los femenicidios en nuestro país, al mismo tiempo exigen conjuntamente al Estado la realización de estadísticas oficiales sobre los casos de violencia  como la formulación de políticas públicas destinadas a mitigar las desigualdades aun vigentes en nuestro país. Existen de este modo diferentes instancias de colaboración entre representantes del poder legislativo y la sociedad civil aunque éstas no se encuentran institucionalizadas, aspecto que sería importante tener en consideración a los fines de fortalecer las alianzas entre el parlamento y las organizaciones de la sociedad civil que llevan adelante acciones por los derechos de las mujeres.  

Por último, no quiero dejar de referirme a otros organismos creados en los últimos años en mi país como por ejemplo, la Oficina de Violencia Doméstica, creada por la Corte Suprema de Justicia en 2006. LA OVD constituye una herramienta clave para colaborar con el objetivo de atender aquellos casos de violencia contra las mujeres que requieran un accionar rápido de la justicia, como así mismo, la elaboración de un registro estadístico de los casos de violencia doméstica, fundamental para poder llevar adelante nuevas políticas públicas comprometidas con la problemática. Entre otras funciones, la OVD ofrece información relacionada a la violencia doméstica, elabora informes de riesgo, dispone la realización de exámenes médicos en aquellos casos que se lo disponga, deriva los casos recepcionados y realiza el seguimiento de los mismos.

 

En ese marco, también es relevante la Oficina de la Mujer, dependendiente de la Vice presidencia de la CSJ de la Nación  y, el espacio de Articulación de Organismos del Estado Nacional por la Igualdad de Género, el cual reúne a las dependencias de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial que elaboran, diseñan y ejecutan políticas públicas  a nivel nacional sobre género.

Imagen de iKNOW Politics

[Comentario publicado por iKNOW Politics en nombre de María del Carmen Alanís Figueroa, Magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de México]

En México, tanto la Cámara de Diputados como la deSenadores del Congreso Federal cuentan con Comisiones de Igualdad de Género quetienen como objetivo promover la igualdad entre hombres y mujeres. AmbasCámaras cuentan también con Unidades de género dedicadas a proponer einstrumentar acciones dirigidas a la igualdad de género, dentro del Congreso.

  • Comisión para la Igualdad de Género de laCámara de Senadores

El 10 de octubre de2012 se convocó a la primera reunión de instalación e inicio de trabajos de laComisión de Equidad y Género de la LXII Legislatura del Senado de la República.Dicha Comisión secreó para promover la participación de las mujeres en las decisiones políticas,económicas, sociales y culturales del país.Esta Comisiónanaliza, evalúa y reforma los ordenamientos federales, estatales y municipalesen los que se encuentran desigualdades legales que afecten negativamente lacondición de las mujeres.Propone reformaslegislativas y organizan mesas de análisis y discusión sobre equidad y géneroen las que participan instituciones públicas y privadas.Cuenta con laparticipación de todas las fuerzas políticas del país.

  • En la Comisión se hananalizado, discutido y aprobado reformas de gran importancia para la poblaciónmexicana, entre las que se destacan:
  • Incorporación delprincipio de paridad de género en la Constitución y en las leyes secundarias,
  • Junto con lasComisiones de Atención a Grupos Vulnerables, Derechos Humanos, Educación, Niñezy Adolescencia y Estudios Legislativos, se lograron acuerdos que permitieron lapromulgación de una nueva ley para reconocer los derechos de las niñas, niños yadolescentes,
  • Reconocimiento delderecho a la lactancia materna con el objeto de que ésta sea alimento exclusivodurante seis meses y complementario hasta el segundo año de vida,
  • Incorporación a laSEDATU[1]como parte del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicarla Violencia contra las Mujeres, estableciendo facultades y obligaciones en lamateria,
  • Establecimiento de laobligación de la administración pública para que su publicidad, tanto en losmedios masivos de comunicación electrónicos e impresos, se elimine el uso deestereotipos sexistas y discriminatorios e incorpore un lenguaje incluyente,
  • Instaurar que lasempresas obtengan incentivos al contratar a personal aplicando políticas yprácticas de igualdad de género, conforme a la certificación correspondienteemitida por las autoridades y organismos facultados para ello.
  • La Comisión hacelebrado alianzas con diferentes dependencias federales e instituciones talescomo la Presidencia de la República, la Secretaría de Gobernación, laSecretaría de Relaciones Exteriores, la Procuraduría General de la República,el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado,el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto Nacional de las Mujeres,el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de laFederación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, entre otros paraimpulsar la igualdad entre hombres y mujeres en el país.
  • El Senado de laRepública, ha avalado diversos dictámenes para que se asuman compromisos afavor de las mujeres, algunos de ellos son:
  • Dictamen para que seasuma el compromiso de iniciar los trabajos y realizar lo conducente a fin delograr la certificación del Senado en la Norma Mexicana NMX-R-025_SCFI-2015 enigualdad laboral y no discriminación.
  • Dictamen por el cual elPleno del Senado llamó a los Congresos locales y a la Asamblea Legislativa delD.F., a considerar la implementación de una Unidad de Género al interior decada recinto legislativo; y exhortó a las dependencias de la AdministraciónPública Federal y a los organismos autónomos a fortalecer sus Unidades deGénero. Asimismo, pidió a los Poderes Ejecutivos de las entidades federativas ydel D.F., considerar la implementación de Unidades de Igualdad de Género en susdependencias. a.1) Unidad de género de la Cámara deSenadoresLas Senadorasintegrantes de la Comisión para la Igualdad de Género en conjunto con las y losSenadores integrantes de la Mesa Directiva del Senado, impulsaron la creaciónde un mecanismo encargado de transversalizar la perspectiva de género dentrodel Senado, por lo que el 16 de octubrede 2014 la Mesa Directiva emitió el Acuerdo por el que se crea la Unidad de Género del Senado. Atribuciones
  • Formular e implementar el Programa para la Igualdad de Género del Senado dela República.
  • Formular, implementar, coordinar y evaluar un Plan Anual de Capacitación yFormación permanente para la sensibilización y fortalecimiento de capacidadesde su personal en materia de género y derechos humanos de las mujeres.
  • Elaborar proyectos de investigación en materia de género a solicitud de lascomisiones o las y los senadores.
  • Generar diagnósticos con perspectiva de género, que permitan identificarlas brechas de desigualdad de género que se presentan en la culturaorganizacional del Senado de la República, con el fin de impulsar accionesafirmativas para acortar dichas brechas