Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: pantheon_host in include_once() (line 600 of /srv/bindings/5ddb165473374a61880986bc3285573a/code/sites/default/settings.php).
  • Notice: Undefined variable: good_addr in include_once() (line 623 of /srv/bindings/5ddb165473374a61880986bc3285573a/code/sites/default/settings.php).
Español
Día de la entrevista: 
09/16/2008
Región: 
Título: 
Ministra de Género y Desarrollo de Liberia

“Siempre digo que ser ministra de gobierno es una oportunidad. Es un privilegio; no es un derecho que le viene a uno automáticamente. Es una oportunidad donde uno puede servir y hacer su mejor esfuerzo.” - Vabah Kazaku Gayflor

iKNOW Politics: Desde hace tiempo usted es activista y trabaja en temas de la mujer. Desde el 2006 encabeza el Ministerio de Género y Desarrollo de Liberia, y es una de las llamadas “Damas de Hierro” de Liberia. ¿Qué desafíos ha enfrentado como mujer en el liderazgo político, especialmente como ministra? ¿Cómo le han ayudado su formación y experiencia previa?

Empecé como activista cuando era estudiante, especialmente en la universidad. Trabajábamos con partidos políticos, pero básicamente éramos movilizados por temas de justicia social. En 1985 entré a la política, trabajando en el Ministerio de Planificación. Decidí establecer un lugar para que las mujeres trabajasen, tomasen decisiones, discutiesen alternativas. Mis ojos empezaron a abrirse a las necesidades de la gente, especialmente de las mujeres. También comencé a reconocer los desafíos que enfrentábamos como mujeres y quise tomar parte en los procesos, ver qué pasaría.

Los conflictos armados (1989-1996, 1999-2003) tuvieron un profundo impacto sobre nosotras. Pese a mis estudios y grado, me tomó cinco años conseguir un trabajo. No podía alimentar a mi familia, pero veía a los hombres ocupados, yendo de aquí para allá, y ayudando a sus familias. Yo debía hacer muchas cosas para sostener a mi familia: recuerdo que llevaba jeans y zapatillas, sentada junto al río esperando una oportunidad. Me di cuenta de que las mujeres tienen tanto que retribuir a la sociedad si se les dan las oportunidades. Al entrar al gobierno, me encontré en una posición en que podía facilitar procesos y apoyarlas. Así es como empezó todo. Dejé de ir a estudiar y luego comencé a trabajar de lleno temas sobre mujeres. Me di cuenta de que ahí era donde estaba mi verdadera vocación, y quise estar allí. En 1996 me dediqué a ayudar a los refugiados a consecuencia del resurgimiento de las luchas.

Luego volví a trabajar en el mismo departamento hasta que me marché a estudiar a Holanda en el 2001. Allí obtuve mi Maestría en Desarrollo Regional. Volví de capacitarme cuando se formó el gobierno de transición y el anterior encontró refugio en Gambia. En ese momento fui designada Ministra de Género. Soy la segunda ministra, porque el cargo fue creado en marzo del 2001. Cuando entré al ministerio encontramos una serie de desafíos, pero avanzamos, promoviendo a las mujeres y sensibilizándolas sobre su papel en la política.

iKNOW Politics: Desde fines del 2003 Liberia ha estado inmersa en un proceso de reconstrucción postconflicto. ¿Cuál era la situación en el ministerio cuando usted asumió el cargo, tanto a nivel infraestructural como programático? ¿Cuáles fueron las primeras medidas que adoptó para organizar el trabajo del ministerio?

Tuvimos muchos desafíos, de infraestructura y estructurales. La oficina no tenía techo; tenía una cubierta plana fácilmente removible. Tuve que sentarme en una silla que tenía tres patas y que estaba por romperse. Así es como empezó el ministerio que se ve hoy. Así que me reía porque este ministerio empezó como una unidad. Nos dieron unos cajones de Coca-Cola para sentarnos. La oficina era una cáscara. La gente podía verme desde afuera, las puertas estaban abiertas, se podía ver dentro del edificio, las aves podían volar por dentro, y no había baños. Cuando empezaba a llover todo lo que teníamos eran barriles, teníamos que trasladar todo para evitar daños por la lluvia. Y teníamos desafíos estructurales: faltaba personal capacitado para hacer evaluaciones sobre género, para “transversalizarlo” en las políticas públicas. La gente estaba desmoralizada; uno tenía que insuflarles actitud de trabajo.

Había que alentarlos a trabajar, ¡y había tanto que hacer! Instalé una sección sobre VIH que no existía antes. A medida que el conflicto continuaba, la situación cambiaba. Cada uno tenía que encontrar gente que pudiera tratar este asunto. Y también llegar a los condados; hay 15 subdivisiones en el país. Era un desafío, pero había que lidiar con él. En todos los condados teníamos motocicletas que la gente usaba para desplazarse de un lugar a otro. Nuestra presencia empezó a ser percibida; construimos relaciones con muchas organizaciones, contrapartes y grupos.

iKNOW Politics: ¿Cuáles son los pasos que se han tomado o se van a tomar para implementar la transversalización del género y elevar el perfil de las mujeres en el país, especialmente para alentar su participación en procesos de toma de decisiones?

Mujeres en política… fue un desafío para el gobierno de transición (2003-2005). Observamos que había falta de atención. En la Asamblea Nacional teníamos 72 hombres y 4 mujeres. Así que preparamos un proyecto de ley para alentar a las mujeres a entrar en política. Lamentablemente las cosas no nos salieron bien. El proyecto fue sometido a los legisladores, y éstos lo descartaron. Proponíamos incluir mujeres como 30% de los candidatos. Pese a esto, algunas mujeres decidieron participar como candidatas en las últimas elecciones (2005). Para el proceso electoral del 2005 iniciamos políticas de acción afirmativa. Creo que funcionó. Como resultado, nos unimos y se eligió una mujer presidenta, la señora Ellen Johnson-Sirleaf. Ella fue la primera mujer en dirigir un país en África. Y 14% de la legislatura liberiana son mujeres. La presidenta ha dado bastante apoyo. Las mujeres ocupan posiciones de poder, desde los más altos hasta los más bajos. Hoy, 30% de los cargos públicos o escaños por elección están en manos de mujeres.

iKNOW Politics: La administración de la presidenta Ellen Johnson-Sirleaf ha brindado apoyo significativo a los temas de las mujeres en general. Ha designado mujeres en puestos de liderazgo clave. Entre otras, cinco mujeres encabezan ministerios en Liberia (de un total de 20). ¿Cuáles son las principales estrategias que se han puesta en marcha para alcanzar la equidad de género en todos los niveles de la sociedad liberiana?

Hemos adoptado diferente medidas. Primero, nos preguntamos: ¿qué tenemos a nuestra disposición? Liberia es signataria de una serie de convenciones internacionales como la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Declaración de los Derechos del Niño, la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, el Protocolo a la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos relativo a los Derechos de la Mujer en África. Bueno, utilizando este marco y queremos que el gobierno rinda cuentas por lo que hacemos para las mujeres. Al armonizar nuestras leyes con estas convenciones creemos que podemos empezar un verdadero proceso de transformación.

Segundo, nos preguntamos cómo podemos estar preparadas adecuadamente para participar en este proceso. Y apoyamos la política del gobierno para la educación de las niñas, para darles la oportunidad de ir a la escuela. Y también capacitar a las mujeres en temas de derechos humanos, en educación cívica, para que puedan comprender las capacidades del Estado y esperar que éste acepte su responsabilidad. Todas estas mujeres podrán participar en gobiernos locales y desarrollo comunal y en comités de desarrollo de los condados. También tratamos de trabajar con contrapartes como el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), para mejorar nuestra capacidad para gobernarnos. Nos capacitamos y ellos nos apoyan como facilitadores.

iKNOW Politics: Los pueblos indígenas en Liberia son 16 grupos étnicos. ¿El Ministerio de Género y Desarrollo tiene programas interculturales que aborden la problemática de las mujeres indígenas? ¿Cuál es la situación de las mujeres indígenas, especialmente mujeres indígenas que quieren acceder y participar en política, en la agenda del ministerio?

Nosotros no vemos a las mujeres indígenas en política per se. Sabemos que hay organizaciones de mujeres y estamos tratando de trabajar con ellas. Así pues, no es la política per se, sino crear programas que traten de ayudar a la comunidad. Todo esto tiene que ver con la autoestima, con tener acceso a recursos. No tiene que ver con preguntar a los hombres, “¿por qué tengo que ir allá?” Tiene que ver con avanzar en todas estas cuestiones. Tiene que ver con no tener límites, con mujeres que se han atrevido, siendo un ejemplo para las demás, diciendo que si nosotras podemos, ustedes también pueden. Tiene que ver con saber lo que no sabías antes. Tiene que ver con inclusión.

Tiene que ver con hacerles saber que pueden participar en toma de decisiones. Y tratar de ver cómo podemos tener reuniones y hacer peticiones para que podamos volver ante nuestras comunidades y decirles lo que pasó. Nuestras cuotas son una respuesta a las desigualdades, pero también promovemos comités que están administrando y participando en programas de crédito y en construcción de escuelas. Están trabajando duro. Estas actividades son importantes porque forman la mayor parte de la actividad de las mujeres en este país, y están relacionadas con nuestro propio pasado y con nuestras propias prácticas tradicionales.

Pero también estamos ensayando algunas otras acciones, programas especiales, programas religiosos, dando a las mujeres acceso a fondos. Porque normalmente las mujeres no tienen propiedades, y esto limita su acceso al crédito. Tenemos que probar medios laterales para asegurar que las mujeres tengan acceso a fondos. Nos interesa especialmente dar a las mujeres acceso a herramientas para lidiar con la violencia.

iKNOW Politics: El Ministerio de Género y Desarrollo de Liberia está cumpliendo un papel fundamental en el proceso del Coloquio Internacional 2009 sobre Empoderamiento de las Mujeres, Desarrollo de Liderazgo, Paz y Seguridad Internacional, convocado por las presidentas de Liberia y Finlandia. ¿Cómo cree que el proceso y resultados del Coloquio podrían beneficiar la situación que enfrentan las mujeres en Liberia en el corto y largo plazo?

Esperamos que el Coloquio dé a Liberia la oportunidad de presentarnos como una vitrina que debe ser apoyada por la comunidad internacional. Será una excelente oportunidad para hablar sobre mujeres en situaciones de postconflicto, y hablar sobre el tema más amplio de la violencia basada en género. Presentaremos nuestras experiencias en consejería general, acceso a crédito, fortalecimiento de capacidades individuales y muchas otras iniciativas que tenemos en todo el país.

iKNOW Politics: ¿Qué consejo daría a mujeres jóvenes interesadas en participar en política, pero que sienten que es un mundo distante que está fuera de su alcance?

Todo lo que puedo decir es que, si quieres participar en política, tienes que tener confianza en ti misma, tienes que creer en ti. Si crees llegar a un cargo público es un camino fácil te sentirá decepcionada. Se trata de poder hacer esto por ti misma. Nadie más lo puede hacer por ti. Y a veces tendemos a ver los problemas y no las soluciones. Piensa siempre en el lado positivo de todo. Podrían haber algunas distracciones, podrían haber algunos obstáculos. Y también, pienso por aquellas que nos atrevemos a avanzar, tenemos que recordar: si crees en la causa de las mujeres, no te contentes con ser una lideresa secundaria. Tienes que dejar que la gente sepa qué es lo que defiendes.

Tienes que tener principios, tener estándares. Realmente tienes que pensar y actuar por encima de intereses personales, y mirar las cosas objetivamente. A veces permitimos que demasiados asuntos personales se metan al debate, y podrías no ser tan comunicativa como debes ser. Y eso puede complicar tu liderazgo. Se trata de mantenerte en tus trece. ¿Por qué estás aquí? Estás aquí a nombre de las personas a las que representas, que no necesariamente podrían ser mujeres. Es tu país, haz tu mejor esfuerzo, en cualquier otro momento podrías no tener la capacidad de hacerlo. Solo tienes que perseverar.

iKNOW Politics: ¿Qué tipo de influencia han tenido las redes y el trabajo en red en su trabajo? ¿Cree que son útiles? En ese contexto, ¿cuál es su opinión de la iniciativa iKNOW Politics?

Bueno, el trabajo en red ha sido nuestra fortaleza. Hemos estado en política, hombres y mujeres, reunidos por una causa común. Y en un momento particular, cuando todas las mujeres se juntaban en torno a una causa, no recordábamos nuestras líneas políticas. Analizamos el tema como un tema político, así que incluso mujeres que son parte de partidos políticos o tienen ciertos puntos de vista políticos se congregan en torno a una problemática de la mujer en política. Están enfocadas, y eso es útil. En consecuencia, iniciativas como iKNOW Politics son muy importantes.

iKNOW Politics: ¿Hay algo más que quisiera decir a nuestras lectoras y lectores de todo el mundo que verán esta entrevista?

Siempre digo que ser ministra de gobierno es una oportunidad. Es un privilegio. No es un derecho que le viene a uno automáticamente. Es una oportunidad donde uno puede servir y hacer su mejor esfuerzo. Y ser recordada por el legado que una dejó. Quiero ser recordada como la persona que dijo yo pude defender aquello en lo que creía. Yo pude apoyar la causa de las mujeres y el género. Pude mirar el panorama general cuando ello ayudaba a transformar vidas. Pude resolver una situación con moralidad, estar enfocada en lo que todas y todos queremos ver.

Se puede ver esto cuando una niña empieza a ir a la escuela. Yo estaba allí cuando introdujimos programas para cambiar vidas ordinarias. Como este es un país muy rico, no hay razón para que tengamos que sufrir lo que hemos sufrido. Si se mira a la población de este país, somos casi 3.5 millones de personas y sólo 20 ministros para todo el trabajo que debe hacerse. Así que ser seleccionada es un privilegio. Yo tomo esto seriamente, como una mujer que no ha participado antes en política. Ruego que tengamos muchas lideresas sociales que se superen a sí mismas. Este es el caso de nuestra presidenta en su servicio a nuestra nación, y su figura realmente se proyecta a otras naciones. Es un honor poder servir a esta lideresa social. Ruego que Dios nos dé la fortaleza y la energía para poder hacer lo mejor por nuestro pueblo. Hemos sufrido suficiente y ahora es el momento de alguna forma de dignidad, y tener algún atisbo de normalidad. Ese es mi sueño y espero que se haga realidad con esta presidenta.

 

 

 

Share this article with your social networks: