Mujer Presidenta, impacto y movimiento feminista-Elecciones en América Latina

Pregunta a los especialistas

Mujer Presidenta, impacto y movimiento feminista-Elecciones en América Latina

Aunque hace solo 25 años que Brasil está aprendiendo a ser una democracia republicana, el gabinete actual tiene un número récord de mujeres ministras (10 que componen el 26% del gabinete). Esto está en contraste con 2008, cuando Brasil fue uno de los países del mundo con la menor proporción de mujeres en cargos públicos.

Las elecciones presidenciales están programadas para ocurrir en octubre de 2014, ¿Como el aumento de la participación política de las mujeres impactó al país en los últimos años? ¿Cómo ha influido en el movimiento feminista en Brasil y en el resto de América Latina? ¿Cómo influye la participación política de otras mujeres en otros países? ¿Cómo una mujer presidenta puede abrir las puertas para que otras se animen?”

Respuesta: 

La exclusión de las mujeres de la política institucional es parte de una exclusión más amplia de ellas del espacio público. Las mujeres, incluso las que trabajan fuera del hogar, cuidan de la familia, del espacio doméstico y están a cargo de la "reproducción", mientras que los hombres tienen los papeles más importantes en la sociedad, en especial los papeles relacionados con la política, la religión y la guerra. Con el tiempo, sin embargo, esta división sexual del trabajo es cada vez menos marcada, gracias a la movilización de las mujeres.

Entre 2008 y 2011, dimos un salto adelante porque había la voluntad política de hacerlo. En Chile, durante el primer mandato de Michelle Bachelet, su gabinete era paritario: 50% mujeres, 50% hombres. Simbólicamente, esto es muy importante. Como la  Presidenta Brasileña Dilma afirmó en su discurso de investidura, esto demuestra que las niñas y mujeres jóvenes  pueden soñar con ocupar estos puestos. Además, parece que esta tendencia va a seguir: los dos candidatos brasileños mejor posicionados para ganar las elecciones presidenciales en 2014 son mujeres. Una de ellas, Marina, una mujer negra.

En cargos electivos, la situación es más compleja. Brasil actualmente sólo tiene, en su Cámara de Diputados, 8,9% de mujeres y menos de 12% de mujeres en el Senado. Este es el resultado de toda una estructura que obstaculiza la participación de la mujer en la vida política: hay obstáculos cuando se trata de conseguir el patrocinio y  asistencia financiera para campañas, mala distribución de fondos del partido y la desigual distribución de tiempopara difundir anuncios en la radio y la televisión; baja confianza en los líderes y una acumulación de horas de trabajo. La consecuencia es que, entre los electos, hay una mayoría de hombres blancos, burgueses, con algunos incluso viniendo de órganos políticos no representativos que tienen más probabilidades de ganar votos.

Sin embargo, en el año 2014, han habido algunos cambios: éstas son las primeras elecciones en que se ha alcanzado el cupo obligatorio (30%) de la representación de las mujeres en la Cámara de Diputados. Efectivamente, las elecciones para la Cámara de Diputados de Brasil se llevan a cabo mediante una lista de sistema de representación proporcional. Aunque un cambio significativo, esto no significa que vamos a tener un 30% de mujeres electas. Una cosa es que las mujeres se presenten como candidatas, otro es sean elegidas. Es decir, podemos tener 30% de mujeres candidatas y todavía no tener un número mayor de mujeres electas.

Yo creo que la cuestión es que para seguir adelante tenemos que ir más allá del debate numérico. Hasta ahora, el argumento ha sido casi instintivo: si representamos el 52% de la población, no podemos representar sólo el 10% de los elegidos a la oficina.

Las preguntas que debemos hacernos son: ¿Que mujeres representantes queremos? ¿Cuál es el perfil de las mujeres designadas por los partidos? ¿Cuál es la proporción de "candidatas fantasmas"? (-a fin de cumplir con el requisito del 30%, los partidos usan candidatas "fantasmas", mujeres que ni siquiera saben que son candidatas).

Aquí es donde más se necesita el movimiento feminista. No basta con ser una mujer para pasar e implementar leyes que favorecen a las mujeres como un grupo oprimido. Propuestas como la legalización del aborto, tan querida por el movimiento feminista, no son parte de la agenda de parlamentarios vinculados a partidos conservadores o religiosos. No sólo hay que votar por una mujer, pero hay que votar también para propuestas y leyes.

Y para terminar, algo muy interesante que se ha creado este año es la página Facebook "Vote por una feminista". En esta página, hay un listado de todas las candidatas feministas en Brasil. 


Respuesta por nuestra especialista Maíra Kubík Mano

 

Hay 2 Los comentarios en esta versión, Más comentarios están disponibles en diferentes idiomas.

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

También puede utilizar la opción de abajo para publicar comentarios utilizando la cuenta Social

Imagen de iKNOW Politics

Sólo quiero sugerir algunas fuentes como indicadores de la representación de las mujeres:

http://www.quantovaleseuvoto.org.br/index.php?option=com_content&view=article&id=74&Itemid=487

Y los documentos que hemos creado en línea con lo que dijo Maira: ir más allá del debate numérico y hablar de las candidaturas más en línea  con el movimiento feminista:

http://www.quantovaleseuvoto.org.br/index.php?option=com_content&view=article&id=77&Itemid=490

 

Comentario enviado en Portugués por Priscilla Brito- http://cfemea.org.br/

Imagen de Graziele Grilo

Con el final de la elección y la reelección de Dilma Rousseff en una elección con tres mujeres candidatas a la presidencia, la participación política de las mujeres en cargos públicos sigue siendo baja, a pesar de un ligero aumento en el número de mujeres en el Congreso (47 a 51 de los 513 puestos disponibles), son sólo el 10%. En los Senados de los 54 senadores, 12 son mujeres. Y para el cargo de gobernador del estado (27 estados), sólo una mujer fue elegida gobernadora.

Yo creo que los movimientos feministas son más expresivos y más movilizados en Brasil pero en respuesta a las manifestaciones ultraconservadoras de la sociedad (como "Cura Gay"), la violencia contra las mujeres (según el IPEA, un estimado de 700 000 mujeres sufren abuso- http://www.ipea.gov.br/portal/index.php?option=com_content&view=article&...(link is external))que influenciados por la presidenta.

Comentario original enviado en portugués