Declaración de Helen Clark, Administradora del PNUD, en el Día Internacional de la Mujer de 2017

Noticias de las y los socios

 Atrás1

Declaración de Helen Clark, Administradora del PNUD, en el Día Internacional de la Mujer de 2017

Este año, el Día Internacional de la Mujer está dedicado a “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. Las transformaciones en materia de globalización y tecnología son los motores de ese cambio. Es importante que las mujeres puedan tener éxito en este nuevo mundo laboral. 

En este sentido, persiste una brecha de salario a nivel mundial, ya que las mujeres ganan en promedio 24 por ciento menos que los hombres. Las mujeres solo tienen la mitad de las probabilidades de los hombres de contar con un empleo remunerado a tiempo completo. Las mujeres están sobrerepresentadas en los trabajos vulnerables e informales, a menudo sin protección social, y están subrepresentadas en la gestión del sector corporativo, en el que ocupan solo el 22 por ciento de los puestos de dirección superior.

Una carga desproporcionada de trabajo no remunerado es una limitación para las mujeres en el ámbito laboral. Se estima que las mujeres hacen hasta tres veces más trabajo no remunerado que los hombres, desde el cuidado de los hijos, los enfermos y los ancianos, hasta la cosecha y la preparación de la comida.

En las comunidades que no tienen un buen acceso a los servicios básicos, las inversiones en el agua y en las energías sostenibles economizarían el tiempo que las mujeres gastan hoy tratando de conseguir agua y combustible. Para lograr la igualdad de género es importante cambiar los estereotipos de género, de manera que tanto los hombres como las mujeres desempeñen las tareas de cuidado dentro del seno familiar. 

El acceso a las nuevas tecnologías es importante para las mujeres en todas las sociedades, a fin de beneficiarse de la información y los servicios, incluidos los servicios bancarios. Hay que alentar a las niñas a que estudien ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, que son campos que abren muchas oportunidades. Asimismo, se necesita más esfuerzo corporativo para promover la participación y el avance de las mujeres en los sectores de la tecnología.

Según el informe de 2016 del Banco Mundial Las mujeres, las empresas y la ley, de las 173 economías estudiadas, 155 disponen de al menos una ley que discrimina contra las mujeres. Todavía hay países donde las mujeres no tienen derecho a divorciarse, heredar propiedades, poseer o alquilar tierra, o acceder al crédito, lo que presenta una enorme limitación para el empoderamiento económico de las mujeres.

Ahora es el momento de resolverse a eliminar las barreras que afectan la igualdad de género en el mundo laboral y en otros ámbitos. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible hace un llamamiento para que nadie se quede atrás. En otras palabras, no debemos dejar atrás a ninguna mujer, en ninguna parte.

Fuente: PNUD

Socio: 
UNDP